¿Cómo afecta el turismo sanitario al empleo?


| Adecco

El turismo es ya un fenómeno imparable en nuestro país. Cada año, millones de turistas cruzan nuestras fronteras para pasar una temporada de vacaciones en España para disfrutar de su cultura, su clima, sus paisajes, su gastronomía y... ¿su sanidad? La respuesta es sí. El turismo sanitario en España también está en auge. Según datos del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), cada año, este sector mueve alrededor de un 20% más de ingresos y registra un incremento equivalente en el número de pacientes extranjeros que acuden a nuestros hospitales privados.

Teniendo en cuenta el alcance que esto supone, Adecco Healthcare, división del Grupo Adecco especializada en perfiles sanitarios, ha querido analizar en profundidad este tipo de turismo para desentrañar algunas de las preguntas que lo rodean: ¿es positivo para España el turismo sanitario? ¿el crecimiento de este sector implica un crecimiento proporcional en el empleo? ¿de qué países proceden los turistas que vienen a someterse a tratamientos médicos? ¿qué especialidades de la sanidad son las más demandas por ellos?

El turismo sanitario desde los puntos de vista laboral, social y de innovación

Antes de nada, cabe acarar que el turismo sanitario se enmarca dentro de la asistencia sanitaria privada para pacientes extranjeros. Se trata de un tipo de turismo basado en viajar, en este caso a España, para someterse a tratamientos de alta calidad que son más inaccesibles en los países de origen, ya sea por motivos económicos, de calidad asistencial o de políticas sanitarias. Esto hace que los pacientes sean extranjeros que buscan una asistencia sanitaria adaptada a su cultura y necesidades en España o pacientes que viajan exclusivamente para el proceso asistencial, normalmente acompañados por sus familiares. En ambos casos suele tratarse de pacientes de alto poder adquisitivo y flexibilidad para viajar.

Al contrario de lo que ocurre con el turismo tradicional, muy centrado en determinadas épocas del año, el turismo sanitario no está vinculado a la estacionalidad, es decir, se mantiene más o menos constante a lo largo del año. Esta afirmación, por tanto, puede también extrapolarse al empleo, donde no sólo se demandan perfiles en un período determinado de tiempo, sino que, en la mayoría de ocasiones, la necesidad de perfiles sanitarios se mantiene durante todo el año.

Desde un punto de vista laboral, y en palabras de la Dra. Esther Charro, Directora de Servicio de Adecco Healthcare, “este tipo de turismo incrementa la necesidad de puestos de trabajo cualificados en el sector de la sanidad y la salud, tales como médicos, enfermeros y técnicos; ayuda a la creación de perfiles nuevos en el sector, como los asistentes sanitarios; y reinventa los ya existentes poniendo en valor nuevas habilidades y competencias”. Además, ayuda a potenciar otros sectores como son el de servicios y el de infraestructuras. Esto se debe a la necesidad de creación de nuevas infraestructuras asistenciales de soporte o adaptación a las ya existentes que, sumado al turismo de calidad asociado a pacientes y familiares extranjeros que acuden a recibir tratamientos de salud y bienestar en España, hacen que los sectores servicios y de infraestructuras se vean beneficiados de forma directa también en términos de creación de empleo.

Desde un punto de vista social, el turismo sanitario pone en valor a los inmigrantes de perfil profesional sanitario, así como a segundas generaciones de inmigrantes que tienen el conocimiento de idiomas y de la cultura propia de los diferentes países de origen de los pacientes internacionales. Además, supone una vía de entrada para expatriados con perfiles sanitarios que quieren volver a España y aportan idiomas y conocimientos de los estándares de actuación en otros países que optimizan la atención de estos pacientes haciéndoles la experiencia más cercana a lo conocido.

Desde el punto de vista de la innovación y la calidad sanitaria en España, los profesionales y la sanidad españoles gozan de un prestigio y una excelencia reconocida internacionalmente, que la convierten en un destino deseado y cada vez más accesible, que nos obliga a invertir en innovación para seguir estando a la cabeza. Esto nos lleva a preguntarnos por qué España es uno de los países de destino de este tipo de turismo.

En primer lugar, como se indicaba anteriormente, España presenta una alta calidad de la asistencia sanitaria debido a la óptima formación y cualificación de los profesionales sanitarios españoles y a la innovación y la tecnología de vanguardia con la que contamos. En segundo lugar, la accesibilidad a este tipo de servicios para pacientes extranjeros también desempeña un papel fundamental. En especial, lo referente a las infraestructuras de llegada, nuestra política de precios, la experiencia y el conocimiento del turismo internacional. Por último, las tradicionales razones de turismo en España: el buen clima, la gastronomía, la cultura... juegan a favor en los posteriores procesos de recuperación o revisiones periódicas de los turistas sanitarios.

El empleo vinculado al turismo sanitario se ha incrementado un 20% en los últimos 5 años

Si hacemos una comparativa entre el empleo que genera el turismo tradicional y el que genera la sanidad en los últimos 5 años nos encontramos con los siguientes resultados: En el sector sanitario la oferta de empleo se ha triplicado mientras que la del turismo ha disminuido en casi un 20%.

Las ofertas de empleo sanitarias asociadas a idiomas y vinculadas al turismo sanitario se han incrementado un 20%, siendo el inglés el idioma predominante seguido por el francés y por el alemán dentro de una tendencia mantenida hasta la actualidad.

Según la Dra. Esther Charro, este crecimiento se debe a que “los grandes grupos hospitalarios están apostando por este tipo de línea asistencial. El mercado potencial es enorme, optimiza las infraestructuras ya existentes y está en incipiente desarrollo con múltiples oportunidades para posicionarse en posiciones de liderazgo de esta línea”.

Por áreas geográficas, la sanidad tradicional con pacientes nacionales es uno de los sectores que más empleo está generando en Asturias, Cantabria y Canarias, coincidiendo en esta última comunidad con el turismo tradicional.

Canarias es, de hecho, la comunidad autónoma en la que los sectores turístico y sanitario tienen mayor peso en la creación de empleo actual. Sin embargo, los planes actuales que determinan el futuro del turismo sanitario inmediato se centran en la Comunidad de Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

El empleo crecerá en el próximo año un 40%

Siguiendo la tendencia actual, lejos de frenarse, seguirá creciendo el ritmo de contratación de los últimos años, con una estimación del incremento del empleo asociado al turismo sanitario de en torno al 40% respecto a 2016.

Cobrarán especial relevancia los perfiles sanitarios con al menos 3 años de experiencia. En especial, los médicos especialistas en reproducción asistida, los odontólogos, los traumatólogos y los cirujanos plásticos. En el área de la enfermería, destacarán los perfiles que manejen 3 o más idiomas y tengan conocimientos acerca de las culturas de los países de origen de los pacientes internacionales. También se incrementará la demanda de perfiles técnicos con idiomas y habilidades comerciales.

La Directora de Servicio de Adecco Healthcare asegura que estas previsiones se ven reforzadas por “no sólo nuestros informes de empleo anuales y nuestras estadísticas nacionales propias del sector de selección de profesionales sanitarios asociados al turismo sanitario, sino también por la clara intencionalidad de apostar por esta línea por parte de instituciones políticas, sociedades y asociaciones y por la estrategia que están llevando a cabo las grandes corporaciones hospitalarias, que ya están avanzando en esta línea y que nos hace afirmar que se trata de una línea real y prometedora con creación de empleo estable y con valor social y de crecimiento económico

¿De qué países proceden los turistas sanitarios que vienen a España?

Los países de origen predominantes se reflejan en los idiomas requeridos en las ofertas de empleo de los perfiles que atienden a los pacientes internacionales. El inglés es imprescindible además de, como mínimo, un tercer idioma. El ruso, el árabe, el chino, el alemán y el francés son los más demandados. No sólo se valora el idioma para los perfiles profesionales con un trato más directo con el paciente si no también el conocimiento de la cultura y las costumbres, ya que el objetivo es dar una asistencia excelente enmarcada dentro de un trato personalizado acorde con sus valores culturales.

A diferencia del turismo tradicional, la filosofía del turismo sanitario aúna la excelencia de la asistencia sanitaria española pero dentro de una experiencia lo más afín posible al país de origen. Esto genera confianza y seguridad en el paciente. Fuera del ámbito sanitario, familiares y pacientes en recuperación sí se enmarcan ya dentro del concepto de turismo tradicional que quiere descubrir y disfrutar de la cultura española, transformándose en turismo de calidad que genera valor al sector.

Los perfiles profesionales que demanda el turismo sanitario

Aunque el turismo sanitario comparte nombre y repercute directamente sobre el sector turístico de forma muy positiva, es realmente dentro del sector sanitario donde medimos su incremento. La demanda de perfiles sanitarios ha evolucionado en los últimos 5 años de forma exponencial multiplicándose por 15. La radiografía de los perfiles solicitados es: un 50% enfermería, un 20% medicina y un 30% perfiles técnicos. Esta distribución de ofertas de empleo por perfiles corresponde a la evolución que han seguido los últimos años donde se marcan dos tendencias: disminución a la mitad del requerimiento de profesionales médicos y multiplicación por 3 de los perfiles de enfermería.

Además, el turismo sanitario introduce novedades en el sector: nuevos puestos de trabajo como son los APS (Asistentes Personales Sanitarios), nuevas habilidades (imprescindibles 3 o más idiomas) y exige competencias de comunicación y comerciales. Los perfiles de APS han experimentado un avance en el sector tanto en número como en forma siendo los perfiles con conocimientos sanitarios (enfermería) los más demandados.

A la hora de la empleabilidad de los profesionales vemos que hay diferencias si comparamos a nivel general con los datos específicos para el sector sanitario. Aunque en ambas perspectivas son los conocimientos los que predominan, a nivel general es el conocimiento de las nuevas tecnologías el que ocupa el segundo lugar, sin embargo en sanidad lo desbanca el conocimiento de idiomas.

Cirugía estética y reproducción asistida, entre las especialidades más demandadas

Las especialidades que mueven más volumen de pacientes extranjeros se refieren a la cirugía estética, la reproducción asistida, los tratamientos quirúrgicos deportivos y los tratamientos dentales estéticos y funcionales complejos. Por ello, los profesionales sanitarios asociados a estos campos (médicos, enfermeros, técnicos...) son los más demandados por las corporaciones sanitarias para dar cobertura a esta línea asistencial.

El futuro del turismo sanitario en España

El turismo sanitario genera empleo por contribución extranjera. Por ello, se trata de una palanca que ha favorecido la salida de la crisis más que verse directamente afectada por esta. Mientras que otros sectores han visto descender su volumen de negocio (y por ende, el número de profesionales que trabajaban en él) durante los años más duros de crisis económica, el sector del turismo sanitario ha experimentado un importante avance y ha contribuido a seguir atrayendo a extranjeros a nuestro país, lo que le ha permitido seguir generando empleos.

En la actualidad, la sanidad privada se encuentra inmersa en un proceso de innovación en el que muchas empresas ya están apostando por nuevas líneas de negocio, como las focalizadas en la captación de pacientes extranjeros, al igual que hizo previamente la educación superior privada.

La Dra. Esther Charro lo explica: “Este sector que se perfila como el más prometedor y el que está creciendo de forma exponencial está siguiendo los pasos que ya recorrió el mundo de la educación privada, donde podemos ver cómo las escuelas de negocio españolas se fijan en las internacionales y ponen el foco en la captación de estudiantes extranjeros. El aporte de negocio y prestigio que les está dando esta estrategia en los últimos años es un buen reflejo del crecimiento que aportan este tipo de políticas de empresa internacionales y que se manifiestan en la creación de empleo directo y asociado a otros sectores afines de servicios

En los próximos años el sector sanitario deberá enfrentarse a un cambio de paradigma. En materia de empleo, las instituciones deberán centrar sus esfuerzos en mejorar las habilidades y competencias que no se han desarrollado previamente en el sector, como los idiomas, las habilidades comerciales y la visión de la sanidad como un producto de servicio.

Por otro lado, las oportunidades del sector son claras. “Hay una línea incipiente en Europa que ha tenido precedentes en otros países, como el caso del turismo asiático y el brasileño en el ámbito de la cirugía plástica, y que pasa por la apuesta por la sanidad privada, por los profesionales altamente cualificados, por los tratamientos innovadores y por la suma de los conocimientos interculturales de perfiles profesionales inmigrantes sanitarios, segundas generaciones de inmigrantes y expatriados que convierten al turismo sanitario en una gran oportunidad para la creación de empleo y de valor en España”, tal y como señala la directiva de Adecco Healthcare.

Conclusiones

  • El turismo sanitario se enmarca dentro de la asistencia sanitaria privada para pacientes extranjeros. Se trata de un tipo de turismo basado en viajar para someterse a tratamientos de alta calidad que son más inaccesibles en los países de origen, ya sea por motivos económicos, de calidad asistencial o de políticas sanitarias.
  • Este tipo de turismo incrementa la necesidad de puestos de trabajo cualificados en el sector sanitario, ayuda a la creación de perfiles nuevos y reinventa los ya existentes. Además, de forma indirecta genera también empleos en los sectores servicios y de infraestructuras.
  • Las ofertas de empleo sanitarias asociadas a idiomas y vinculadas al turismo sanitario se han incrementado un 20% en los últimos 5 años. Siguiendo la tendencia y lejos de frenarse seguirá creciendo el ritmo de contratación, con una estimación del incremento del empleo de en torno al 40% respecto a 2016.
  • Cobrarán especial relevancia los perfiles sanitarios con al menos 3 años de experiencia. En especial, los médicos especialistas en reproducción asistida, los odontólogos, los traumatólogos y los cirujanos plásticos. En el área de la enfermería, destacarán los perfiles que manejen 3 o más idiomas. También se incrementará la demanda de perfiles técnicos con idiomas y habilidades comerciales.
  • Canarias es la comunidad autónoma en la que los sectores turístico y sanitario tienen mayor peso en la creación de empleo actual. Sin embargo, los planes actuales que determinan el futuro del turismo sanitario inmediato se centran en la Comunidad de Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.
  • Entre los motivos por los que España es uno de los países de destino de este tipo de turismo se encuentran: la alta calidad de la asistencia y de los profesionales y la accesibilidad a estos servicios (infraestructuras, precios, experiencia y conocimiento del turismo internacional).
  • Los países de origen predominantes se reflejan en los idiomas requeridos en las ofertas de empleo de los perfiles que atienden a los pacientes internacionales. El inglés es imprescindible además de, como mínimo, un tercer idioma. El ruso, el árabe, el chino, el alemán y el francés son los más demandados.
  • Las especialidades que mueven más volumen de pacientes extranjeros se refieren a la cirugía estética, la reproducción asistida, los tratamientos quirúrgicos deportivos y los tratamientos dentales estéticos y funcionales complejos.