Evolución del empleo en 2016 (II)


| Adecco
  • En el último año el número de ocupados en España ha aumentado en 478.800 personas (+2,7%). Ocho ramas de actividad han incrementado su ocupación a lo largo de este periodo, mientras que las otras tres lo han reducido. Actividades inmobiliarias (+13,4% y la creación de 13.900 empleos) y Agricultura (+4,8%; 34.300) exhiben las variaciones porcentuales más altas.
  • Sin embargo, el mayor número de nuevos empleos corresponde a Comercio y Hostelería (236.200; +4,3%) y Administraciones públicas y servicios sociales (116.100; +3%). Estos 236.200 puestos suponen el 49,3% de las plazas creadas.
  • Ahora, tres ramas de actividad concentran casi 2 de cada 3 empleos en España. Se trata de Comercio y Hostelería (30,6% del empleo total), Administraciones Públicas y servicios sociales (21,8%) y Manufacturas (12,4%).
  • La práctica totalidad de los puestos de trabajo creados en el último año corresponde a trabajadores por cuenta ajena. En efecto, el número de asalariados ha tenido un incremento interanual de 455.700 plazas (+3%) al mismo tiempo que el de los no asalariados ha crecido en 17.100 (+0,6%).
  • Entre los no asalariados solo ha crecido el número de empleadores, con un alza interanual de 32.700 personas (+3,7%) al mismo tiempo que se ha reducido el número de autónomos en 6.500 personas, con un descenso interanual de un 0,3%).
  • Por autonomías, los mayores incrementos interanuales en el número de no asalariados se han registrado en La Rioja (+30,7%) y Extremadura (+8,8%). En el caso de los empleados por cuenta ajena, los aumentos más significativos se han dado en Canarias (+6,2%) y Cantabria (+5,9%).
  • En lo que a crecimiento del empleo público se refiere, donde mayores son los incrementos son Navarra (+12,8%), Canarias (+12,6%) y Cantabria (+8%). Por el contrario, hay siete autonomías en las que el número de asalariados públicos ha caído. Los casos más marcados son los de La Rioja (-8,1%), el País Vasco (-4,9%) y la Comunidad Valenciana (-3,8%).
  • Por tipo de contrato, la incorporación de 455.700 asalariados en el último año se desagrega en la contratación de 213.200 personas con un contrato indefinido (+1,9%) y otras 242.500 con un vínculo temporal (+6,2%).
  • Actualmente, la tasa de temporalidad es del 27%, dos puntos porcentuales menor que la tasa que había antes de que estallara la crisis de 2008.

Hace unas semanas Adecco, líder internacional en la gestión de RR.HH., en colaboración con los investigadores de Barceló & Asociados, presentaba la primera parte del IV Monitor Anual Adecco de Ocupación: un detallado análisis de la evolución del empleo por ocupación en España. Este estudio que se enmarca dentro del Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el Empleo, que semestralmente analiza el grado de satisfacción en el empleo de un ocupado medio en cada una de las comunidades autónomas españolas.

En esa primera entrega se analizaba el perfil demográfico de los nuevos ocupados españoles: la creación de empleo este año está beneficiando más a mujeres que hombres, 1 de cada 4 puestos se ha generado en Cataluña, principalmente se trata de personas con formación superior...

Ahora, en esta segunda entrega del IV Monitor Anual Adecco de Ocupación se pretenden analizar los aspectos socioeconómicos del empleo generado en España: qué sectores han acaparado la creación de más puestos y qué tipo de empleo se ha creado (por cuenta ajena o propia) y si es la contratación está siendo temporal o indefinida.

Empleo por sector económico

Como se vio en la primera parte del Monitor Adecco de Ocupación, en España trabajan actualmente 18,5 millones de personas (el número más alto desde junio de 2011). En el último año, el número de ocupados ha aumentado en 478.800 personas (+2,7%) y con este suman diez los trimestres consecutivos con incremento interanual del empleo, hecho que no se registraba desde junio de 2008. Pero, ¿a qué sectores han ido a parar esos trabajadores? ¿qué actividades económicas se han visto más beneficiadas por la creación de empleo?

Si clasificamos la ocupación en 11 ramas de actividad (Agricultura, Agua y Energía, Manufacturas, Construcción y siete ramas de Servicios), vemos que tres de ellas concentran casi 2 de cada 3 empleos en España. Se trata de Comercio y Hostelería (30,6% del empleo total), Administraciones Públicas y servicios sociales (21,8%) y Manufacturas (12,4%).

Estas tres ramas de actividad son también las que más empleo proveen en 11 comunidades autónomas, aunque no en todas ellas con la misma importancia relativa. Baleares y Canarias se diferencian del resto por la mayor importancia de la rama de Comercio y Hostelería, que da cuenta del 46% y del 45,3% de todos los puestos de trabajo, respectivamente. Al mismo tiempo, son las regiones donde el empleo de las Manufacturas tiene un peso más bajo (5% en Baleares y 4% en Canarias).

La situación inversa está representada por La Rioja y Navarra que son las autonomías donde el empleo manufacturero alcanza su mayor importancia relativa (24,5% y 23,2%, respectivamente) y el del Comercio y Hostelería la menor (23,7% para Navarra y 24,1% en La Rioja).

Las Actividades profesionales alcanzan un mayor desarrollo en la Comunidad de Madrid y Cataluña, con un 14,4% y un 11% del empleo total, respectivamente. Extremadura (30,7%) y Navarra (24,9%) son las regiones en las que el empleo de AA.PP. y servicios sociales ocupa un espacio mayor.

Y Murcia (13,7%) así como Extremadura (11%) son los únicos casos en los que el empleo de la Agricultura, Ganadería y Pesca supera el 10% del total.

En España, ocho ramas de actividad han incrementado su ocupación a lo largo del último año, mientras que las otras tres lo han reducido. Actividades inmobiliarias (+13,4%; 13.900 plazas) y Agricultura (+4,8%; 34.300 puestos) exhiben las variaciones porcentuales más altas. Sin embargo, el mayor número de nuevos empleos corresponde a Comercio y Hostelería (236.200; +4,3%) y AA.PP. y servicios sociales (116.100; +3%). Estos 236.200 puestos suponen el 49,3% de las plazas creadas en el último año.

En todas las ramas de actividad hay comunidades autónomas en las que el empleo ha crecido y otras en donde se ha reducido. La ocupación en AA.PP. y servicios sociales ha aumentado en 14 regiones (en todas menos Asturias, Galicia y La Rioja), mientras que en Comercio y Hostelería lo ha hecho en 15 (ha crecido en todas menos Aragón y Castilla-La Mancha).

Pese al significativo aumento de su empleo a nivel nacional, la ocupación en las Actividades inmobiliarias ha disminuido en 9 autonomías y la de Agua y energía en 11.

Aragón y el País Vasco son las autonomías en las que el incremento del empleo tiene un origen más diverso. En efecto, estas dos regiones presentan aumentos interanuales en la ocupación de 9 de las 11 ramas de actividad. En cambio, en Baleares, aunque el empleo total ha aumentado, apenas ha crecido la ocupación en 4 ramas (Construcción, Actividades profesionales, AA.PP y servicios sociales, y Comercio y Hostelería).

Variación % del empleo por Rama de Actividad
Datos para el 3º trimestre de cada año

Porcentaje de variación del empleo por sector

Comparando el número de ocupados del tercer trimestre de 2016 con el del mismo momento del año 2008 (año en que empezó la crisis), se observa que solo hay tres ramas con un incremento del empleo a lo largo de estos años: AA.PP. y servicios sociales (+7,7%), Actividades inmobiliarias (+1,9%) y Actividades profesionales (+0,6%).

Las ramas de actividad que han sufrido la mayor pérdida de empleo en estos ocho años han sido Construcción (-54,2%) y Manufacturas (-22,9%). Para Comercio y Hostelería el nivel de ocupación es similar al de entonces, solo ha caído un 1,3% su empleo.

La diferente evolución en el empleo ha significado un cambio en la composición de la ocupación por ramas de actividad. En esencia, la Construcción y las Manufacturas han perdido una participación (5,8 y 2,1 puntos porcentuales, respectivamente) que ha sido copada por AA.PP. y servicios sociales (+3,6 puntos porcentuales), Comercio y Hostelería (+2,6 p.p.) y Actividades profesionales (+1,1 p.p.).

Aunque más moderado, también tiene un aumento de peso en el empleo tras la crisis la rama de Servicios culturales (+0,5 p.p.). Las demás ramas de actividad (Finanzas y seguros, Información y comunicaciones, Actividades inmobiliarias, Agricultura, ganadería y pesca, y Agua y energía) exhiben prácticamente la misma proporción que ocho años atrás.

Cómo cambió la composición del empleo a lo largo de la crisis
Datos para el total de España 3º trimestre de 2008 y 2016

Porcentaje de la distribución del empleo por sector en el 2008
Porcentaje de la distribución del empleo por sector en el 2016

Empleo según situación profesional

Si separamos los empleos en dos grandes categorías, Asalariados y No asalariados, se observa que la práctica totalidad de los puestos de trabajo creados en el último año corresponde a la primera clasificación. En efecto, el número de asalariados ha tenido un incremento interanual de 455.700 plazas (+3%) al mismo tiempo que el de los no asalariados ha crecido en 17.100 (+0,6%).

Sin embargo, dentro de cada categoría hay diferencias. Por ejemplo, entre los no asalariados solo ha crecido el número de empleadores, con un alza interanual de 32.700 personas (+3,7%) al mismo tiempo que se ha reducido el número de autónomos (sin personal a cargo) en 6.500 personas, con un descenso interanual de un 0,3%) y el de Otros (donde se incluyen principalmente a miembros de cooperativas y personas que ayudan en un negocio familiar sin remuneración) con la pérdida de 9.100 plazas (-7%).

Entre los asalariados, casi todos los nuevos puestos de trabajo se han originado en el sector privado, que ha aumentado la contratación en 438.200 personas (+3,7%). En el sector público el número de asalariados se ha expandido apenas en 17.500 plazas (+0,6%).

Desde el punto de vista de la situación profesional, se aprecia que los 18,5 millones de ocupados que hay ahora en España se dividen en 15,4 millones de asalariados y 3,1 millones de no asalariados. A su vez, los trabajadores por cuenta ajena se subdividen en 12,4 millones de asalariados en el sector privado y 3 millones en el sector público.

Por su parte, los no asalariados pueden desagregarse en 2,1 millones de autónomos, 918.200 empleadores y 121.300 personas en otras situaciones.

Composición del empleo por situación profesional
Total de España, 3º trimestre de 2016

Porcentaje del empleo por situación profesional

El peso del empleo asalariado dentro de la ocupación total es ahora de un 83,1%, la proporción más alta desde diciembre de 2011 y mayor que el 82,3% de 2008. La importancia del empleo público dentro del conjunto de asalariados viene descendiendo desde comienzos de 2012, cuando era del 21,7%, frente al 19,5% actual. Sin embargo, aún es una proporción elevada en comparación con el 18% registrado en 2008.

El segmento de no asalariados supone un 16,8% del empleo total, 9 décimas menos que en 2008. Sin embargo, desde entonces los autónomos han incrementado su peso en el empleo total en 0,8 puntos porcentuales, hasta el 11,2%. El opuesto es el caso de los empleadores, que ahora dan cuenta de un 5% del empleo total (8 décimas menos que en 2008) y de las personas con otras situaciones (también han reducido su participación en 8 décimas, hasta el 0,7%).

Pese a que el empleo total tiene un incremento interanual en todas las autonomías, solo ocho de ellas exhiben un aumento simultáneo en el número tanto de asalariados como de no asalariados: Andalucía, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia y Murcia. Los mayores incrementos interanuales en el número de no asalariados se han registrado en La Rioja (+30,7%) y Extremadura (+8,8%).

En el caso de los empleados por cuenta ajena o asalariados, los aumentos más significativos se han dado en Canarias (+6,2%) y Cantabria (+5,9%).

Precisamente es Canarias la que presenta uno de los mayores contrastes en la evolución de los asalariados y no asalariados. Mientras los primeros han crecido un 6,2% interanual, el de los empleados por cuenta propia se ha reducido un 15,1%.

Por su parte, Navarra, que presenta la mayor caída en el número de no asalariados (-15,7% interanual), ha tenido al mismo tiempo el tercer mayor incremento en la cantidad de asalariados (+5,5%).

En lo que a crecimiento del empleo público se refiere, destacan Navarra (+12,8%), Canarias (+12,6%) y Cantabria (+8%). Por el contrario, hay siete autonomías en las que el número de asalariados públicos ha mostrado una caída interanual. Los casos más marcados son los de La Rioja (-8,1%), el País Vasco (-4,9%) y la Comunidad Valenciana (-3,8%).

También hay diferencias significativas en la evolución del colectivo de asalariados del sector privado. En un extremo, hay dos autonomías con un incremento interanual superior al 6% que son la Comunidad Valenciana (+6,9%) y el País Vasco (+6,6%). En el otro extremo, hay tres regiones donde este colectivo sea reducido: La Rioja (-4,8% interanual), Aragón (-1,1%) y Extremadura (-0,1%).

Hay dos comunidades autónomas en las que el empleo público supone una quinta parte o más de la ocupación total: Extremadura (26,4%) y Castilla-La Mancha (20%). La situación contraria es la que se observa en Baleares y Cataluña, regiones en las que el empleo público tiene el menor espacio en el empleo total, con un 11,3% y un 12,9%, respectivamente.

La Comunidad de Madrid, Cataluña y el País Vasco son las únicas autonomías en las que el empleo asalariado privado supone más del 70% de la ocupación total (72,8%; 70,4% y 70,2%, respectivamente.

Finalmente, las cuatro únicas regiones en donde el empleo no asalariado representa más de una quinta parte de la ocupación total son Castilla y León (21,3%), La Rioja (21,2%), Galicia (20,8%) y Baleares (20,1%).

Asalariados públicos y privados como % del empleo total, por autonomías
Datos para el 3º trimestre de 2016

Porcentaje del empleo público y privado por comunidades autónomas

Empleo asalariado fijo vs. temporal

Por último, otro ángulo desde el que se puede analizar la evolución del empleo asalariado es según sea la duración del contrato: indefinido o temporal.

Poco más de la mitad de los empleos asalariados creados en los últimos doce meses (y prácticamente la misma proporción del total de nuevos puestos de trabajo) es de carácter temporal. En efecto, la contratación de 455.700 asalariados se desagrega en la incorporación de 213.200 personas con un contrato indefinido (+1,9%) y otras 242.500 con un vínculo temporal (+6,2%).

Los 15,4 millones de asalariados que hay en España en la actualidad se pueden desagregar en 11,2 millones con contratos indefinidos y 4,2 millones con contratación temporal.

El mayor aumento de los contratos temporales hace que la tasa de temporalidad (proporción de asalariados temporales dentro del colectivo de asalariados) se haya incrementado hasta el 27%, 0,8 puntos porcentuales más que un año atrás. Sin embargo, es una proporción que aún dista del 29,3% que había antes de la crisis.

En trece autonomías se repite el patrón nacional, con un alza simultánea de la contratación indefinida y de la temporal. En diez de ellas, el número de estos últimos ha crecido más velozmente que el de los indefinidos. La mayor disparidad se observa en Cataluña (+1,5% interanual de los indefinidos y +14,3% de los temporales) y en Canarias (+3,1% los contratos fijos y +13,2% los de duración determinada).

Extremadura, Galicia y Murcia son las tres únicas regiones donde el número de asalariados indefinidos ha crecido más que el de los temporales. Por su parte, Asturias y Navarra destacan por ser las únicas regiones en donde han crecido los contratos fijos (+2% y + 10%, respectivamente) al mismo tiempo que se han reducido los temporales

(-7,3% y -6,2%, cada una).

Hay dos casos particulares. Uno, el de Aragón, que es la única que presenta una caída en el número de asalariados con contrato indefinido (-2%) al mismo tiempo que aumentaba el de temporales (+6,2%). El otro, el de La Rioja, la única que muestra una reducción de ambos grupos de asalariados (-6,8% los indefinidos y -1,5% los temporales).

La temporalidad es menor que antes de la crisis
% de temporales s/total de asalariados, 3º trimestre de cada año

Porcentaje del empleo temporal sobre el total por comunidades autónomas

Andalucía (35,7%), Extremadura (35,8%) y Murcia (34,8%) son las únicas regiones en las que más de un tercio del total de asalariados trabaja de manera temporal. En el extremo opuesto están la Comunidad de Madrid (18,8%), Cataluña (22,5%) y Aragón (24,4%).



Otras noticias de empleo