La campaña de verano generará 1.300.000 empleos


| Adecco

Los datos de paro registrados en abril en nuestro país (últimos datos disponibles) reflejaron un descenso de 29.281 personas en las listas de los Servicios Públicos de Empleo. Así, la tendencia positiva iniciada durante la campaña de Semana Santa se mantendrá gracias al inminente comienzo de la campaña estival que, como en otras ocasiones, permitirá a miles de desempleados de nuestro país incorporarse de nuevo al mercado laboral.

Los meses de junio a septiembre siempre han supuesto un impulso en las contrataciones representando incrementos interanuales de hasta un 20%. El pasado año, Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, y su división Adecco Outsourcing ya detectaron un retorno a los niveles de contratación previos a la crisis económica, con incrementos del 10%. Este año, los pronósticos son aún mejores y se prevé que la campaña veraniega genere un 12% más de contratos que en 2016.

Este aumento generará 1.299.100 contratos (en base al número de contratos de puesta a disposición que se realizaron el pasado año durante los meses de verano según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social) de trabajo en áreas típicamente ligadas a la contratación estival, como son la hostelería y el turismo, aunque también se realizarán contratos en otras áreas del sector servicios o en la industria.

Es en periodos como el estival (también en las fechas navideñas o en Semana Santa) donde la temporalidad tiene su razón de ser: ante las necesidades puntuales de las empresas por un aumento de su producción o para sustituir las vacaciones de sus empleados, los trabajadores temporales son el recurso idóneo para que las empresas puedan mantener su actividad.

Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía firmarán la mitad de los contratos

El empleo en la campaña de verano refleja una gran concentración territorial. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, solo en las autonomías de Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía se creará la mitad del total de empleos estivales. Entre las tres sumarán casi 600.000 nuevos contratos, esto es, que 1 de cada 2 nuevos trabajadores habrá encontrado empleo en estas regiones.

No obstante, las comunidades autónomas de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana también experimentarán un “boom” laboral durante los próximos meses. Si se suma el número de empleos que crearán estas dos regiones a los de Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía, resultan cerca de 870.000 contratos, un 67% del total.

Esto supone que poco más de 3 contratos de cada 10 que se firmen en los próximos meses tendrán lugar en una autonomía diferente a estas, lo que demuestra el desequilibrio geográfico que supone esta campaña en nuestro país.

Este desfase se puede deber al importante componente turístico de estas zonas en contraposición a otras en las que, o bien la afluencia de turistas es menor o bien sus economías están más diversificadas y el peso del turismo no es tan representativo como en estas.

En esta línea, el ranking autonómico del empleo lo encabeza, un año más, Cataluña, con la firma de casi 256.000 contratos. Le sigue la Comunidad de Madrid con sus más de 190.000 empleos. Andalucía y la Región de Murcia generarán alrededor de 150.000 contratos cada una, 153.300 y 145.000, respectivamente. Y, por último, la Comunidad Valenciana, con 124.000 oportunidades de empleo, cierra el top 5 de autonomías con mayor capacidad generadora de empleo en verano.

La siguiente en la lista es Castilla y León, que creará 74.800 contratos este verano. Tras ella, el País Vasco, con 61.000, y Galicia, con 58.400.

Ya por debajo de los 50.000 empleos aparecen Aragón, con 49.700, Castilla-La Mancha, con 42.200, Canarias, con 41.000, Navarra, con 35.800, y Cantabria, con 23.500.

Cierran el ranking autonómico Asturias, que firmará 15.000 contratos, Baleares, 12.400, La Rioja, 10.900, y, por último, Extremadura, que será la región que verá crecer el empleo en menor medida, aunque sus habitantes podrán optar a unas 5.700 ofertas de empleo.

Previsiones para la campaña de verano por comunidades autónomas.
Porcentaje de variación de contratos por comunidad autónoma

Como ya ocurrió el pasado año, en esta campaña se espera que todas las autonomías incrementen su contratación en relación al año anterior. La novedad de esta campaña llega de la mano de Cantabria, que será la región que más verá crecer el número de empleos con respecto a 2016 y lo hará en un 25%, más del doble que la media nacional, que se sitúa en torno al 12%.

Baleares también coge impulso este verano y crecerá un 20% en relación al verano pasado. Tras ella, Castilla y León mejorará sus cifras de 2016 en un 17%.

Algo más habituales son los incrementos que experimentarán la Comunidad de Madrid (+15%), Murcia (+15%) y Cataluña (+14%), todas ellas por encima de la media del conjunto nacional.

Con crecimientos también de dos cifras aparecen Galicia (+11%), Asturias (+10%) y la Comunidad Valenciana (+10%).

Extremadura, Andalucía y Aragón también crecerán con fuerza. Se espera que el empleo en estas regiones mejore en un 9% al de la anterior campaña de verano. Canarias y Navarra, por su parte, evolucionarán a un ritmo del +8%. La Rioja y el País Vasco lo harán al +7%. Y, por último, el empleo en Castilla-La Mancha se incrementará un 6% interanual. Pese a ser un aumento importante, esta cifra la convierte en la región con el crecimiento más moderado.

Barcelona, Madrid y Murcia, provincias líderes en empleo

Barcelona, Madrid y Murcia son, desde hace varios años, las tres provincias que más empleo generan en la campaña de verano y así seguirá siendo en esta temporada. Barcelona encabezará la contratación con sus 191.400 nuevos empleos. Madrid, en segundo lugar, creará 190.200. Y, en tercer lugar, Murcia, con 145.000.

Valencia se queda en cuarto lugar gracias a las 87.000 contrataciones que realizará en los próximos meses y, tras ella, Cádiz, con cerca de 61.000 oportunidades de empleo.

Por encima de los 25.000 contratos y por debajo de los 50.000 están Zaragoza, con 41.100, Navarra, con 35.800, Sevilla, con 34.000, Vizcaya, con 32.100, Pontevedra, con 27.300, y A Coruña, con 25.400.

En el extremo opuesto están Soria, con cerca de 1.200 nuevos empleos, Cuenca (1.850) y Ciudad Real (1.850), que, desde hace años, se instauran como las provincias con menor nivel de contratación en verano, probablemente debido al menor impacto del sector turístico en estas zonas.

Aunque las cifras de 2016 ya fueron positivas, este año se prevé un incremento interanual notable para casi todas las provincias de la geografía española, lo que hará que esta campaña de verano sea aún mejor que la anterior. Las que no crezcan con respecto al año anterior, lograrán mantener la cifra de empleos que crearon entonces.

Los mayores incrementos llegarán de la mano de Valladolid, donde el número de empleos crecerá en torno al 30% con respecto a 2016. A Coruña, Cantabria y Teruel también experimentarán una positiva evolución interanual, con un avance del 25%. Tarragona, por su parte, crecerá un 24%.

En el 20% se quedarán las provincias de Palencia, Baleares y Salamanca. Mientras que Madrid, Murcia, Málaga, Girona, Castellón, Córdoba y Badajoz firmarán un 15% más de contratos que en la anterior campaña de verano.

También por encima de la media nacional, que es del 12%, se encuentran Barcelona y Álava, provincias en las que el número de empleos de verano incrementará en un 13%.

En el lado opuesto se encuentran Almería, Ourense, Lugo, Ciudad Real y Cuenca, que no lograrán mejorar las cifras de 2016, pero sí serán capaces de mantenerlas.

Previsiones para la campaña de verano por provincias.
Porcentaje de contratos por provincia

El turismo tirará del empleo

Como ya es habitual, en nuestro país los sectores del turismo y la hotelería serán los que concentren un mayor número de contrataciones, especialmente en el caso de las regiones costeras y aquellas que concentran mayor afluencia de turistas durante el verano. Las buenas previsiones que los empresarios manejan en los meses previos al verano, ligados a esa creciente llegada de extranjeros por motivos vacacionales y de la recuperación del turismo nacional, hacen que las compañías contraten más personal que en años anteriores. De hecho, se espera un crecimiento interanual del empleo en este sector del 20%.

Así, íntimamente ligado a este sector, otros de los que generarán una mayor demanda de trabajadores serán el aeroportuario o el de transporte y logística. También en relación con el aumento de la actividad turística y el consumo en nuestro país, el sector servicios demandará personal.

Aunque el pistoletazo de salida a la campaña tendrá lugar durante el mes de junio, la consultora de recursos humanos ya ha notado que aquellos sectores destinados al consumidor final (alimentación o bebidas) han comenzado a realizar contrataciones en el mes de mayo para prepararse para la campaña estival.

Una vez más, el sector comercial, al igual que durante el resto del año, será otro de los sectores que genere un gran volumen de puestos de trabajo, ya que son muchas las empresas cuya estrategia de ventas depende en gran medida del periodo estival. Las previsiones para este sector son realmente optimistas y se espera una mejora interanual de la contratación del 30%.

Además, el sector contact center, uno de los principales generadores de empleo en los últimos años, seguirá contratando personal e incluso aumentará su demanda por parte de las empresas de asistencia en carretera.

Otro de los sectores que demandará empleados será el industrial. Muchas empresas del sector industrial y de la automoción cierran dos o tres semanas en agosto. Sin embargo, en las semanas previas o posteriores, es habitual que soliciten personal adicional antes y después del cierre para poder mantener el plazo de entrega de sus pedidos, lo que genera un repunte de la demanda de trabajadores en esas fechas.

¿Qué perfiles buscarán las empresas este verano?

Los perfiles que más demanda tendrán este verano son diversos y varían en función del sector y la zona geográfica. En líneas generales, y puesto que el turismo y la hostelería marcarán una parte importante de estas contrataciones, serán los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros, los agentes de viajes, los camareros de piso, los monitores de tiempo libre o animadores y los socorristas, algunos de los profesionales más demandados.

En el sector industrial, los operarios de producción, los carretilleros, los técnicos de mantenimiento, los operarios industriales y los ingenieros de producción y de calidad serán también muy requeridos este verano.

Los comercios, movidos por el aumento de ventas que se produce en estos meses del año, necesitarán contratar dependientes, promotores, comerciales, reponedores, cajeros, personal de atención al cliente y vendedores, entre otros perfiles.

El sector de alimentación requerirá manipuladores de alimentos y el sector de contact center, como ya es habitual, demandará teleoperadores.

Las competencias clave del verano

Como ya ha ocurrido otros años, los idiomas son requisito casi indispensable para encontrar un empleo en las zonas de mayor afluencia turística internacional. Aunque inglés sigue siendo lo más demandado, en los últimos años también han entrado en juego idiomas como el alemán, el ruso o el francés.

Al margen de la formación que pueda requerirse en cada puesto de trabajo, habilidades como el trabajo en equipo, la polivalencia, el compromiso o la implicación son transversales e importantes para enfrentarse a cualquier empleo de verano.

En el caso del sector servicios, la atención al cliente, la buena predisposición, las habilidades comunicativas y comerciales y la proactividad serán las más demandadas. Al igual que la destreza manual, la tolerancia al estrés y la orientación a resultados lo serán en el sector industrial.

Jóvenes, parados de larga duración y amas de casa solicitan empleo en esta campaña

El perfil habitual del demandante de empleo en estos meses de verano ha sufrido modificaciones a lo largo de los años de crisis. Si bien es cierto que los jóvenes siguen siendo uno de los mayores demandantes de empleo en esta época del año, especialmente aquellos estudiantes que aprovechan para buscar una fuente de ingresos extra, otros colectivos se han sumado a la búsqueda de empleo estival.

Así, aunque los jóvenes siguen siendo quienes aprovechan la campaña veraniega para tomar un primer contacto con las empresas de recursos humanos, los consultores de selección de Adecco y de Adecco Outsourcing han observado que el resto de colectivos de desempleados han comenzado a intensificar su búsqueda en los meses previos al verano porque entienden que pueda suponer una oportunidad para volver al mercado laboral.

Conocedores del importante incremento de ofertas que, al menos de forma temporal, se producen en nuestro país, amas de casa en búsqueda de un complemento económico a los ingresos del hogar, parados de larga duración que reactivan su plan de búsqueda con mayor energía o trabajadores con jornadas parciales en busca de mejorar sus ingresos, son algunos de los colectivos que demandan empleo en otras fechas.

Para todos ellos, Adecco recomienda esforzarse y dar lo mejor de sí a todos los empleados que trabajen en este periodo ya que un contrato de verano puede ser la ocasión idónea para que una empresa valore el trabajo de una persona y considere si encaja para una contratación posterior.

Conclusiones

  • Adecco y su división Adecco Outsourcing prevén que la campaña estival de este año mejore las cifras de 2016 en un 12%, lo que supondrá la creación de cerca de 1.300.000 empleos.
  • Por comunidades autónomas, serán Cataluña, la Comunidad de Madrid y Andalucía las que más contratos firmarán. En total, estas regiones crearán casi la mitad de los empleos de todo el país.
  • Sin embargo, serán Cantabria y Baleares las regiones que crecerán en mayor medida con respecto a 2016, con incrementos del 25% y del 20%, respectivamente.
  • Por provincias, Barcelona, Madrid y Murcia liderarán un año más la contratación. Barcelona y Madrid firmarán alrededor de 190.000 contratos cada una. Murcia, por su parte, creará 145.000 empleos.
  • Por primera vez, Valladolid se convierte en la provincia que más crece con respecto al año anterior. En esta campaña lo hará en un 30%. Le siguen A Coruña, Cantabria y Teruel, que mejorarán sus cifras en un 25% cada una.
  • La creación de empleo durante los meses de junio, julio y agosto será más pronunciada en los sectores turístico y hostelero. También otros ligados a este, como el aeroportuario, el de transporte y logística, el comercial, el de alimentación y bebidas y, en última instancia, también el industrial verán aumentar la contratación.
  • Los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros, los agentes de viajes, los camareros de piso, los monitores de tiempo libre o animadores y los socorristas serán algunos de los perfiles más demandados del verano.
  • Además de idiomas, las empresas solicitan habilidades como el trabajo en equipo, la polivalencia, el compromiso o la implicación.
  • Aunque el perfil mayoritario del demandante de empleo estival sigue siendo el de un joven, desde hace unos años se ha incrementado la demanda de otros como los parados de larga duración o las amas de casa.