Outplacement reduce el tiempo de búsqueda de empleo en España


| Lee Hecht Harrison

Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) son una solución cada vez menos recurrente para las empresas tal y como demuestran los datos ofrecidos por el Ministerio de Empleo. Desde hace tres años, el número de trabajadores que se ha visto afectado por un ERE ha disminuido notablemente, lo que ha permitido invertir la tendencia al alza que se experimentó durante los años de crisis económica. Siguiendo esta línea, durante 2016 el número de Expedientes de Regulación de Empleo ha caído en un 26,4% con respecto al año anterior, el de empresas que ha efectuado un ERE ha disminuido en un 29,5% y el número de trabajadores que se han visto afectados lo ha hecho en un 13,9%.

La actual legislación obliga a las empresas que vayan a efectuar un ERE en su plantilla de más de 50 trabajadores a contratar programas de recolocación externa (outplacement). Teniendo en cuenta estos datos, es importante señalar que cerca de 2 de cada 3 despidos proceden de empresas con más 50 empleados, lo que ha propiciado que numerosas corporaciones contraten este tipo de programas para ayudar a sus trabajadores a gestionar de forma efectiva esta nueva etapa profesional, mejorar su empleabilidad y ayudarles a recolocarse en el mercado laboral lo antes posible. Puede decirse que la legislación ha hecho que se extienda la cultura del Outplacement en España.

Lee Hecht Harrison, división del Grupo Adecco y líder global en el acompañamiento a las organizaciones en sus procesos de transformación (‘Workforce Tansformation’), ha querido, un año más, analizar en profundidad la efectividad de sus programas de outplacement y recolocación externa y, para ello, ha estudiado los casos de cerca de 4.500 candidatos que ha atendido durante 2016.

Según este XI Informe Lee Hecht Harrison sobre Outplacement, el perfil de las personas asistidas en estos programas es muy variado, si bien es cierto que algunos perfiles tienen especial presencia. Tal es el caso, desde hace dos años, de los hombres, que han supuesto el 58% de las personas recolocadas en 2016. Lo mismo ocurre con los candidatos de entre 41 y 50 años, que son el grupo más numeroso, pues 4 de cada 10 asistidos entran dentro de esta franja de edad.

También se observa una especial inclinación hacia los perfiles técnicos, que conforman el 47% de los asistidos. Además, los profesionales del área de producción y los procedentes del sector financiero han sido también muy recurrentes en los programas de recolocación.

2016 ha servido, un año más, para poner de relieve la efectividad de los programas de Outplacement, que han conseguido reducir el tiempo medio de búsqueda de empleo en un 70,8% con respecto a la media nacional. El 65% de los participantes en los programas de Outplacement analizados volvieron a encontrar empleo en menos de 6 meses. De hecho, el periodo medio de recolocación se sitúa en los 5 meses, dato muy significativo si se compara con los 17,1 meses de media que en nuestro país tarda un parado en volver a emplearse, según datos de la Encuesta de Población Activa.

El 65% de los candidatos encuentra empleo en menos de 6 meses

Los programas de recolocación, por tanto, se muestran como una opción muy efectiva para volver al mercado laboral, especialmente si se tiene en cuenta el tiempo medio de búsqueda de empleo en España para los parados, que se sitúa en los 17,1 meses, mientras que la media de recolocación en los programas de outplacement se establece en los 5 meses. Esto supone que el outplacement acelera los procesos de recolocación en un 70,8% con respecto a otras vías.

Este último dato ha mejorado en 0,9 meses desde hace dos años, cuando se situaba de media en los 5,9 meses, fruto también de la mejora del mercado de trabajo en general y de la efectividad de los programas de recolocación.

Si se desglosa el tiempo de recolocación por periodos se puede observar que el 65% de los participantes en estos programas encuentra empleo en menos de 6 meses. En concreto, el 28% lo consigue en menos de tres meses.

Casi la totalidad de las personas inmersas en un proceso de recolocación (el 90%) consigue un trabajo en un plazo inferior a un año, por lo que se puede decir que la efectividad de estos programas es muy elevada.

El 1% de los participantes opta por desarrollar su carrera profesional fuera de nuestras fronteras y el 8,8% decide emprender estudios de larga duración o centrarse en su vida personal.

Con respecto al tipo de contrato que consiguen las personas recolocadas por cuenta ajena, los datos indican que el 89% logra firmar un contrato de carácter indefinido frente al 11% que consigue un contrato temporal. Hace tan solo un año esta cifra era del 85%, 4 puntos porcentuales menos que ahora.

El 11% de los candidatos, en cambio, opta por el autoempleo o trabajo por cuenta propia. Una de las ramas de estos planes de recolocación incluye formación y orientación para todas aquellas personas que quieran emprender y asesoría para montar su propio negocio. De ellos, el 58% constituye una compañía, el 40% ofrece servicios de consultoría y el 2% compra una franquicia.

Pese a que sigue existiendo una presión en las condiciones salariales de las nuevas contrataciones, el 37% de los participantes en programas de recolocación consigue igualar o mejorar los salarios de los candidatos. No hay que olvidar que se trata de profesionales con una antigüedad media superior a los 14 años.

Cerca de la mitad de los recolocados es de Madrid

Según ha constatado Lee Hecht Harrison, la Comunidad de Madrid es la autonomía donde existe mayor concentración de profesionales en programas de Outplacement. Así pues, el 45% de los candidatos que atiende la división del Grupo Adecco son de esta región. Este porcentaje ha disminuido considerablemente en el último año. Mientras que en 2015 era del 51%, ahora se queda en un 45%. No obstante, sigue existiendo una gran concentración territorial.

Tras la Comunidad de Madrid, son los candidatos de Cataluña quienes más copan estos procesos, pues suponen el 19% de ellos (-4 p.p. con respecto al año anterior). Le sigue Andalucía, que aglutina el 8% de los candidatos recolocados de todo el país (-1 p.p.). Por detrás de ella, la Comunidad Valenciana, cuyos candidatos recolocados suman el 6%.

Ya por debajo del 5% aparecen otras como Aragón, Castilla y León, Navarra y País Vasco, con una aportación del 4% cada una de ellas. Galicia se queda en el 3%, mientras que Castilla-La Mancha y Extremadura, en el 2%.

A la cola se sitúan regiones como Baleares, que solo aglutina el 1% de los recolocados, Canarias, con un 0,7%, Asturias y la Región de Murcia, cada una con un 0,6%, Cantabria, con un 0,2%, y, por último, La Rioja, con un 0,1%.

El perfil mayoritario es el de un hombre de entre 41 y 50 años

Lee Hecht Harrison ha analizado la distribución de los candidatos atendidos por sexo y edad a lo largo de 2016. Así, a nivel nacional, el 58% de los candidatos son hombres, mientras que el 42% restante corresponde a mujeres. Hace tan solo dos años, el porcentaje de mujeres recolocadas era mayor que el de hombres (rondaba el 60%). Ya el año pasado los hombres supusieron un 54% sobre el total y este año, de nuevo, vuelve a crecer la proporción masculina.

En cuanto a la edad de los participantes en programas de recolocación, este informe señala al grupo de candidatos de entre 41 y 50 años como el más numeroso, con una representación en 2016 del 39% del total de candidatos.

En segundo lugar, se encuentran las personas de entre 31 y 40 años, que conforman el 32% de los recolocados. Al mismo nivel se sitúan los mayores de 50 años, que suponen un 32% sobre el total. En último lugar, el grupo menos numeroso de candidatos es el que comprende a las personas menores de 30 años y que alcanza el 7%. Este año, por tanto, la edad media del candidato de Lee Hecht Harrison en sus programas de recolocación se sitúa en los 43 años, la misma que el pasado año.

Los perfiles técnicos, la categoría con mayor concentración

Atendiendo a la categoría profesional de los recolocados por Lee Hecht Harrison, se puede observar que son los perfiles técnicos los que acumulan una mayor concentración en los programas de recolocación. En total, las personas que ocupan posiciones técnicas conforman el 47% del total de recolocados, es decir, un punto porcentual más que en 2015 y cuatro puntos más que en 2014, lo que confirma la tendencia al alza que se venía observando en años anteriores para esta categoría profesional.

Los puestos técnicos hacen referencia a aquellas posiciones que no cuentan con empleados a su cargo y que desempeñan funciones técnicas en diferentes áreas (calidad, marketing, gestión...). Le sigue, aunque de lejos, el personal base, que supone un 21% del total de recolocados. Llama la atención que el pasado año este colectivo conformara un 11%, es decir, 10 puntos porcentuales menos que ahora.

Los managers y los mandos intermedios aglutinan un 12% cada uno de ellos. Y, por último, aparecen los perfiles de staff, que ahora representan un 8% frente al 17% de 2015.

El sector financiero y los perfiles del área producción, los más numerosos

Atendiendo al sector del que proceden los candidatos que se suscribieron a programas de recolocación a lo largo del último año, es el financiero quien más candidatos aporta, 1 de cada 5 trabajadores procede de él (19%).

Le sigue el sector del Gran consumo, del que llega el 13% de los candidatos. Ya en tercer, cuarto y quinto lugar, el sector servicios, cuyos candidatos suponen el 12% del total, el sector de IT, con un 11%, y el energético, con un 10%. Por debajo del 10% se encuentra el sector Químico-Farmacéutico (9%), mientras que un 8% procede del sector del Turismo-Ocio. Menos presencia tienen los trabajadores que vienen de sectores como la Industria y la Construcción (ambas con un 5%), la Administración Pública (4%), y la Automoción (3%). El sector que menos candidatos genera es, por tanto, el de Logística y Transporte, del cual solo procede el 1% de los recolocados.

Teniendo en cuenta el área de la que proceden los candidatos que recibe la consultora Lee Hecht Harrison, se observa que son los perfiles del área producción son los más numerosos. En el último año, estos profesionales conforman el 21,6% del total de recolocados.

El área de ventas, que hace un año representaba el 26,1%, se sitúa ahora en el 15,7% (más de 10 puntos porcentuales menos). Muy de cerca aparece el área de administración, que en 2015 lideraba el ranking y que en 2016 aglutina solo el 15% de las recolocaciones.

Por encima del 10% se encuentran las áreas de operaciones y finanzas o legal, que representan un 12,6% y un 11,6%, respectivamente. Cabe destacar que estas dos áreas hace un año apenas tenían representación, mientras que en 2016 se han convertido en dos de las áreas que concentran más recolocaciones.

El área de IT (5,1%) y el de servicios (5%) les siguen. Tras ellos, las áreas de recursos humanos (3,9%), de management (3,8%) y de marketing (3,8%). Y, por último, cierran el ranking la de ingeniería (1,4%) y de compras (0,6%).

El sector servicios, es el que más contrata

Los sectores donde se han recolocado los candidatos atendidos por Lee Hecht Harrison son, en primer lugar, el sector Servicios, donde se emplean el 20% de los nuevos contratados. Le siguen el sector Químico-Farma, que el año pasado lideraba el ranking, el de Gran Consumo y el de IT, todos ellos con un 15%.

A continuación, los candidatos se reubican en el sector de la Industria, así es para el 11% de los atendidos. Y el 10% vuelve a encontrar un empleo en el sector financiero.

Otros sectores de destino para los recolocados en el último año han sido la Automoción (4%), el energético (3%) y la Administración Pública (2%). En menor medida aparecen la Logística y el Transporte (2%), el de Turismo y Ocio (2%) y el de la Construcción (1%).

6 de cada 10 candidatos logran recolocarse gracias a los contactos

Los programas de recolocación son muy eficaces en la búsqueda de un nuevo empleo, pero, ¿cómo logran exactamente los candidatos reincorporarse al mercado laboral? Según los datos que maneja Lee Hecht Harrison, el 63% de los candidatos consigue un puesto de trabajo gracias a la red de contactos, esto es, 6 de cada 10. En segundo lugar, Internet (las plataformas de empleo, los sitios web corporativos...) es el método por el que el 11% consigue recolocarse.

El 18% de las candidaturas las gestiona directamente Lee Hecht Harrison, el 6% se tramitan a través de un intermediario y el 2% consigue un empleo gracias a la presentación de una candidatura espontánea.

Conclusiones

  • Los programas de outplacement consiguen reducir el tiempo medio de búsqueda de empleo en un 70,8% con respecto a la media nacional. El 65% de los candidatos volvieron a encontrar empleo en menos de 6 meses. De hecho, el periodo medio de recolocación se sitúa en los 5 meses, dato muy significativo si se compara con los 17,1 meses de media que en nuestro país tarda un desempleado en iniciar un nuevo proyecto profesional.
  • 9 de cada 10 candidatos consigue un empleo por cuenta ajena, mientras que el resto opta por el autoempleo. De los primeros, el 89% logra un contrato indefinido y el 37% mantiene o mejora sus condiciones salariales previas.
  • Por regiones, la Comunidad de Madrid es la que concentra el mayor porcentaje de recolocados de todo el país: un 45%. Le sigue Cataluña, con un 19%.
  • El perfil mayoritario es el de un hombre (58% frente a 42% de mujeres), de entre 41 y 50 años (39%), y que trabajaba como técnico (47%).
  • Atendiendo al sector del que proceden los candidatos, es el financiero quien más candidatos aporta, aproximadamente 1 de cada 5 trabajadores procede de él. Por áreas, son los perfiles del área de producción los más numerosos. En el último año, estos profesionales conforman el 21,6% del total de recolocados.
  • Sin embargo, es el sector Servicios el que más candidatos recolocados recibe: el 20%. Le siguen el sector Químico-Farma, el de Gran Consumo y el de IT, todos ellos con un 15%.
  • El 63% de los candidatos consigue un puesto de trabajo gracias a la red de contactos, esto es, 6 de cada 10. En segundo lugar, Internet es el método por el que el 17% consigue recolocarse.