1 de cada 10 trabajadores españoles querría emplearse más horas y no encuentra dónde


| Adecco

Actualmente, existen en nuestro país casi 19 millones de ocupados, según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), que elabora el Instituto Nacional de Estadística. De ellos, un 15% está contratado a tiempo parcial (-0,3 puntos porcentuales interanuales).

Si bien este es un dato que puede interpretarse de diversas maneras (la jornada parcial permite conciliar mejor la vida personal con la profesional, es compatible con el curso de estudios, etc.), existe un porcentaje de trabajadores a los que les gustaría poder trabajar más horas, pero no encuentran dónde hacerlo.

En total, son 1,9 millones de trabajadores en España (el 10,1% de los ocupados) los que desean emplearse más horas de las que tienen en su jornada, pero no encuentran dónde hacerlo.

Adecco, como empresa líder en el sector de los Recursos Humanos, en colaboración con los investigadores de Barceló y Asociados, quiere centrarse en este tipo de ocupados y ver cómo ha sido la evolución de este colectivo desde que empezó la crisis hasta la actualidad.

Buscar trabajar más horas y no poder

En 2007, antes del inicio de la última crisis económica que afrontó nuestro país, había 1,5 millones de ocupados que querían trabajar más horas sin encontrar dónde hacerlo. Esa situación fue ampliándose hasta superar los 2,6 millones de personas en 2013 para, a partir de ese momento, comenzar a descender.

En la actualidad, son 1,9 millones de personas las que están en esta situación, con una reducción de 716.200 personas en cuatro años. Por tanto, ahora se encuentran en esta situación un 10,1% del total de ocupados (-0,6 puntos porcentuales y 58.200 personas menos) y es su nivel más bajo de los últimos ocho años (desde junio de 2009).

Desde otro punto de vista, puede decirse que en la actualidad el 89,9% de los trabajadores en España está conforme con la duración normal de su jornada de trabajo.

Esta reducción puede deberse a varios factores: ya sea porque algunos ocupados sí han encontrado dónde trabajar más horas, ya sea porque otros ya no quieren o necesitan trabajar más horas, o sea por la propia creación de puestos de trabajo de los últimos trimestres, que han sido en su totalidad de jornada completa, según la última EPA.

La proporción de ocupados que quieren trabajar más horas pero no encuentran dónde se ha reducido en todas las comunidades autónomas. Sin embargo, hay amplias diferencias entre ellas.

Por un lado, hay tres comunidades autónomas en las que esta proporción supera el 13%. Son los casos de Extremadura (14,3%, con una reducción interanual de 7 décimas), Murcia (13,7%; recorte de 1,1 puntos porcentuales) y la Comunidad Valenciana (13,6%, también con una disminución de 1,1 p.p.). Estas dos últimas junto a Navarra (11,8%; -1,1 p.p.) son las tres autonomías donde más se ha reducido esta proporción.

En el extremo contrario, encontramos dos regiones con un 5% o menos de ocupados con esta necesidad. Son Baleares (5%; caída interanual de 3 décimas) y Cataluña (4,8%; reducción de 4 décimas).

Entre los retrocesos más moderados vemos los de Baleares (-0,3 p.p.), y los de Cataluña y el País Vasco (-0,4 p.p., en cada caso).

En todo caso, es clara la mejoría en este terreno. Tan solo dos años atrás, a finales de 2015, solo Baleares y Cataluña exhibían una subocupación horaria inferior al 10%. Hoy son seis las comunidades autónomas en esa situación. A las recién mencionadas se suman el País Vasco, Galicia (9% en ambos casos), Cantabria (9,5%) y Canarias (9,6%).

Conclusiones

  • En total, son 1,9 millones de personas en España las que trabajan menos horas de las que computan una jornada laboral completa y, a pesar de querer trabajar más horas, no encuentran dónde hacerlo.
  • El dato positivo es que este porcentaje se ha reducido en el último año 0,6 puntos porcentuales (58.200 personas menos en esta situación) y que es su nivel más bajo de los últimos ocho años. En 2013 –el año de más destrucción de empleo- la cifra alcanzó a 2,6 millones de personas y antes de la crisis, en 2007, no alcanzaba a los 1,5 millones de personas en esta situación.
  • Por autonomías, Baleares y Cataluña encabezan cómodamente este indicador, con solo un 5% y un 4,8% de sus respectivos ocupados en esta situación. Esa proporción implica un descenso interanual de 0,3 y 0,4 puntos porcentuales, respectivamente.
  • La Comunidad Valenciana, Murcia y Extremadura son las únicas autonomías en donde esta situación afecta a más del 13% de los trabajadores (y eso que las dos primeras son las regiones donde más se ha reducido el colectivo junto con Navarra). En el caso valenciano, esta alcanza al 13,6% de los ocupados (-1,1 p.p.), en tanto que en Murcia esta proporción es del 13,7% (-1,1 p.p.). La autonomía extremeña se queda en el 14,3% (-0,7 p.p.).