La campaña de verano generará un 12% más de contratos que en 2017


| Adecco

Los datos de paro registrados en abril en nuestro país (últimos datos disponibles en los Servicios Públicos de Empleo) reflejan un incremento en el número de afiliados a la Seguridad Social de 176.373 personas, lo que sitúa el número de cotizantes en niveles de noviembre de 2008. Estos datos positivos se verán reforzados por el comienzo de la campaña estival que, como en otras ocasiones, permitirá a miles de desempleados de nuestro país incorporarse de nuevo al mercado laboral.

Los meses de junio a septiembre siempre han supuesto un impulso en las contrataciones representando incrementos interanuales de hasta un 20%. En esta ocasión, Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, y su división Adecco Outsourcing han detectado un incremento interanual del 12%, lo que supone la firma de cerca de un millón y medio de contratos de trabajo en áreas típicamente ligadas a la contratación estival, como son la hostelería y el turismo, aunque también se realizarán contratos en otras áreas del sector servicios o en la industria.

En palabras de Jorge Álvarez, director comercial del Grupo Adecco: "es en periodos como el estival (también en las fechas navideñas o en Semana Santa) donde la temporalidad –bien gestionada- tiene su razón de ser: ante las necesidades puntuales de las empresas por un aumento de su producción o para sustituir las vacaciones de sus empleados, los trabajadores temporales son el recurso idóneo para que las empresas puedan mantener su actividad. La estacionalidad forma parte de nuestra propuesta de valor como principal destino turístico del mundo y gestionarla correctamente es esencial para que así siga siendo".

Cataluña liderará la contratación una vez más

El empleo en la campaña de verano refleja una gran concentración territorial. Como ya ha ocurrido en otras ocasiones, solo unas pocas autonomías generarán la mayoría de contratos. En esta línea, Cataluña, la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Andalucía y la Comunidad Valenciana concentrarán la creación de casi 7 de cada 10 empleos estivales.

Este desequilibrio puede deberse al importante componente turístico de estas zonas en contraposición a otras en las que, o bien la afluencia de turistas es menor o bien sus economías están más diversificadas y el peso del turismo no es tan representativo como en estas.

Previsiones para la campaña de verano por comunidades autónomas
Porcentaje de incremento de contratos por ccaa

Como ya ha ocurrido en años anteriores, en esta campaña se espera que en todas las autonomías se incremente la contratación en relación al año anterior.

Madrid, Barcelona, Murcia y Valencia, provincias líderes en empleo

Madrid, Barcelona, Murcia y Valencia son, desde hace varios años, las cuatro provincias que más empleo generan en la campaña de verano y así seguirá siendo en esta temporada. Sin embargo, en esta ocasión, Madrid adelanta a Barcelona y encabeza la contratación con sus 214.200 nuevos empleos. Barcelona, por tanto, se queda en segundo lugar, con 213.100 contratos. Por detrás de ellas, Murcia, con 166.600 empleos, y Valencia, 120.800 cierran los primeros puestos.

En estas cuatro provincias se creará la mitad del empleo de verano, lo que evidencia, una vez más, la polaridad del empleo en estas fechas.

Previsiones para la campaña de verano por provincias
Porcentaje de incremento de contratos por provincia

Aunque las cifras de 2017 ya fueron positivas, este año se prevé un incremento interanual notable para todas las provincias de la geografía española, lo que hará que esta campaña de verano sea aún mejor que la anterior.

Los mayores incrementos por primera vez llegarán de la mano de Soria, donde el número de empleos crecerá en torno al 25% con respecto a 2017. Esto se debe a que la campaña de verano coincide con la campaña de recogida de manzana, que durará aproximadamente dos meses y disparará la demanda de trabajadores temporales en la zona.

El turismo tirará del empleo

Como ya es habitual, en nuestro país los sectores del turismo y la hostelería serán los que concentren un mayor número de contrataciones, especialmente en el caso de las regiones costeras y aquellas que concentran mayor afluencia de turistas durante el verano. Las buenas previsiones que los empresarios manejan en los meses previos al verano, ligados a esa creciente llegada de extranjeros por motivos vacacionales y de la recuperación del turismo nacional, hacen que las compañías contraten más personal que en años anteriores.

Íntimamente ligado a este sector, otro de los que generará una mayor demanda de trabajadores será el aeroportuario. También en relación con el aumento de la actividad turística y el consumo en nuestro país, el sector servicios y el de logística y transporte demandarán personal.

La consultora de recursos humanos ha detectado que, desde hace varias semanas, aquellos sectores destinados al consumidor final (alimentación o bebidas) han comenzado a realizar contrataciones en el mes de mayo para prepararse para la campaña estival.

Una vez más, el sector comercial, al igual que durante el resto del año, será otro de los sectores que genere un gran volumen de puestos de trabajo, ya que son muchas las empresas cuya estrategia de ventas depende en gran medida del periodo estival.

Además, el sector contact center, uno de los principales generadores de empleo en los últimos años, seguirá contratando personal e incluso aumentará su demanda por parte de las empresas de asistencia en carretera.

Otro de los sectores que demandará empleados será el industrial. Muchas empresas del sector industrial y de la automoción cierran dos o tres semanas en agosto. Sin embargo, en las semanas previas o posteriores, es habitual que soliciten personal adicional antes y después del cierre para poder mantener el plazo de entrega de sus pedidos, lo que genera un repunte de la demanda de trabajadores en esas fechas.

Los empleos que abundan en verano

Los perfiles que más demanda tendrán este verano son diversos y varían en función del sector y la zona geográfica. En líneas generales, y puesto que el turismo y la hostelería marcarán una parte importante de estas contrataciones, serán los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros, los agentes de viajes, los camareros de piso, los monitores de tiempo libre o animadores y los socorristas, algunos de los profesionales más demandados.

En el sector industrial, los operarios de producción, los carretilleros, los técnicos de mantenimiento, los operarios industriales y los ingenieros de producción y de calidad serán también muy requeridos este verano.

Los comercios, movidos por el aumento de ventas que se produce en estos meses del año, necesitarán contratar dependientes, promotores, comerciales, reponedores, cajeros, personal de atención al cliente y vendedores, entre otros perfiles.

El sector de alimentación requerirá manipuladores de alimentos y el sector de contact center, como ya es habitual, demandará teleoperadores.

Por su parte, las empresas del sector de la logística y el transporte requerirán administrativos, mozos o peones de almacén, carretilleros y repartidores.

Las competencias que demandan las empresas

Como ya ha ocurrido otros años, los idiomas son requisito casi indispensable para encontrar un empleo en las zonas de mayor afluencia turística internacional. Aunque el inglés sigue siendo lo más demandado, idiomas como el alemán, el ruso o el francés son cada vez más solicitados.

Al margen de la formación que pueda requerirse en cada puesto de trabajo, habilidades como el trabajo en equipo, la polivalencia, el compromiso o la implicación son transversales e importantes para enfrentarse a cualquier empleo de verano.

En el caso del sector servicios, la atención al cliente, la buena predisposición, las habilidades comunicativas y comerciales y la proactividad serán las más demandadas. Al igual que la destreza manual, la tolerancia al estrés y la orientación a resultados lo serán en el sector industrial.

Jóvenes, parados de larga duración y amas de casa solicitan empleo en esta campaña

Cuando comenzó la crisis, el perfil de las personas que buscaban empleo en verano cambió significativamente. Mientras que antes era un período casi exclusivo de los jóvenes estudiantes, después se convirtió en una oportunidad para personas que se habían quedado sin empleo y buscaban una fuente de ingresos, como las amas de casa o los parados de larga duración.

En la actualidad, aunque los jóvenes siguen siendo quienes aprovechan la campaña veraniega para tomar un primer contacto con las empresas de recursos humanos, los consultores de selección de Adecco y de Adecco Outsourcing han observado que el resto de colectivos de desempleados siguen viendo en la campaña de verano una buena oportunidad para volver al mercado laboral. No obstante, debido a la progresiva recuperación del mercado laboral, se va reduciendo notablemente el número de personas que buscan trabajo.

Para todos ellos, Adecco recomienda dar lo mejor de sí a todos los empleados que trabajen en este periodo ya que un contrato de verano puede ser la ocasión idónea para que una empresa valore el trabajo de una persona y considere si encaja para una contratación posterior.

Aprende como encontrar trabajo en verano