El salario actual según empresas y trabajadores

El salario medio de una persona que lleva menos de un año en una empresa es de 20.086 euros, mientras que el de otra cuya antigüedad es superior a 10 años es de 28.598 euros para el mismo puesto


Los niveles salariales son uno de los mejores indicadores para medir el ajuste entre la oferta y la demanda de los diferentes perfiles profesionales en el mercado laboral. Es por ello que, con el objetivo de obtener una panorámica del presente y de la evolución de las retribuciones de los profesionales en España, Infoempleo, portal de empleo de referencia, y el Grupo Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, han realizado un análisis de las retribuciones percibidas por los profesionales durante el pasado año.

Para realizar dicho informe, se han tenido en cuenta tres fuentes de información: la información salarial extraída de las ofertas de empleo publicadas en el último año (más de 65.000), una encuesta dirigida a empresas (664) y profesionales de los recursos humanos y una encuesta dirigida a todo tipo de profesionales con empleo (3.810).

Según la información extraída de las más de 65.000 ofertas de empleo analizadas, la retribución media en nuestro país es de 25.053 euros brutos al año, sin incluir variable ni salario en especie.

Los salarios según las empresas

Conociendo los datos objetivos obtenidos de las ofertas de empleo, se ha querido conocer también cuál es la visión de las empresas en materia retributiva: ¿han subido los salarios en el último año? ¿tienen previsto incrementar la contratación durante 2019? ¿cuáles son los salarios que están ofreciendo a las nuevas incorporaciones? Para responder a todas estas preguntas, se ha consultado a más de 660 empresas y estos son los resultados más relevantes:

Las empresas han seguido ampliando sus plantillas en el último año. Sin embargo, los salarios que han ofrecido son, en su mayoría, inferiores a los que perciben los que ya forman parte de sus equipos y que ocupan puestos similares. En este sentido, el 56,3% de las organizaciones consultadas reconoce pagar un salario inferior a esas nuevas incorporaciones: el 30,2% ofrece una remuneración hasta un 15% inferior a la de aquellos trabajadores que llevan al menos 5 años en la organización; el 17,2%, entre un 15% y un 30% por debajo; el 5,6%, entre un 30% y un 50% inferior; y el 3,3%, hasta un 50% menor.

El 35,3%, por su parte, paga salarios similares y el 5,6% está ofreciendo retribuciones superiores a las nuevas contrataciones.

Porcentaje de cambios en el salario
En el último año en su empresa hubo...

Durante el último año, solo el 16,3% de las organizaciones ha reducido los salarios en su plantilla y el 4,8% solo lo ha hecho en la parte variable. Por el contrario, el 32,9% los ha subido, aunque el 12,1% únicamente ha incrementado la parte variable de la nómina. La mayoría, sin embargo, ha optado por la congelación de sueldos, tal y como ha confesado el 48,9% de los encuestados.

De cara a 2019, el 64,8% de las empresas asegura que aumentará la retribución de sus empleados, frente al 35,2% que no lo hará. De aquellas que sí subirán los sueldos de sus trabajadores, el 28,3% cree que serán los profesionales del área comercial y de ventas los que se beneficien de esta subida y el 26,1% los del área de ingeniería y producción.

Menos posibilidades tienen aquellos que realizan su trabajo en las áreas de atención al cliente (10,9%), administración y servicios generales (8,7%), tecnología, informática y telecomunicaciones (6,5%) y dirección general y/o gerencia (4,4%).

Sin embargo, son los que desempeñan sus funciones dentro de las áreas de calidad, I+D, PRL y medio ambiente; compras, logística y transporte; diseño y maquetación; inteligencia de negocio y big data; marketing, comunicación y contenidos; y recursos humanos en quiénes menos piensan las empresas a la hora de subir los salarios, ya que solo los han señalado el 2,2% en cada caso.

Preguntadas por un futuro a medio plazo y con el foco puesto en 2025, el 59,7% de las empresas cree que entonces se habrán recuperado los niveles salariales perdidos durante la crisis económica.

Los salarios según los trabajadores

Según los datos ofrecidos por los trabajadores, el 70,3% de ellos no se siente suficientemente remunerado en su trabajo, una cifra considerablemente elevada, pero que ha disminuido ligeramente en el último año, cuando era del 72,3%. Ahora, el 29% está contento con su salario (frente al 27% del año anterior) y, de nuevo, el 0,7% considera que su retribución es excesiva para el trabajo que realiza.

La media salarial, según ellos, se sitúa en los 23.431 euros al año. Para los puestos directivos el salario medio es de 40.559 euros, para los mandos intermedios, de 29.072 euros, para los técnicos, de 24.512 euros, y para los empleados es de 17.682 euros.

La mayor parte de los directivos (30%) percibe una retribución de entre 35.000 y 50.000 euros. Para los mandos intermedios, en cambio, lo habitual es cobrar entre 18.000 y 25.000 euros (33%), o entre 25.000 y 35.000 euros (28,5%). El 43,1% de los técnicos, por su parte, percibe un salario de entre 18.000 y 25.000 euros. Por último, los empleados aseguran recibir una remuneración inferior a los 18.000 euros brutos al año, al menos así lo ha expresado el 49,4% de ellos.

Datos comparativos de salarios según cargo en la empresa
Comparativa de la distribución del Salario Bruto Anual según categoría profesional

El salario medio en cada sector productivo varía notablemente. Mientras que la industria lidera la retribución media con 25.669 euros, seguida muy de cerca por el sector TIC, con 25.172 euros; la agricultura, la pesca y la ganadería conforman las remuneraciones más bajas, con un promedio de 20.121 euros al año. La construcción y los servicios se sitúan en un punto intermedio, con salarios de 23.956 y 21.629 euros.

Si se tiene en cuenta la antigüedad de los trabajadores, las diferencias salariales pueden alcanzar el 23,2%. El salario medio de una persona que lleva menos de un año en una empresa es de 20.086 euros brutos al año, mientras que el de otra persona cuya antigüedad es superior a 10 años es de 28.598 euros para el mismo puesto. Esto pone de manifiesto el peso de la antigüedad en las retribuciones de los trabajadores españoles, ya que, de media, la brecha salarial supera los 8.000 euros, a pesar de que desempeñan las mismas funciones y trabajan en el mismo puesto.

El salario para los trabajadores con una antigüedad intermedia también varía notablemente de unos supuestos a otros. Los que llevan más de un 1 año y menos de 3, perciben un salario de 22.662 euros; los que trabajan para la misma compañía desde hace 3-5 años, cobran 24.989; y los que llevan entre 5 y 10 años, 27.857 euros.

La brecha salarial por antigüedad es mayor para las categorías más bajas que para los directivos. Tanto es así que la retribución media de un empleado con una antigüedad superior a los 5 años y otro que lleva menos de un lustro en la empresa es de un 23,2%. Para los mandos intermedios esta diferencia salarial llega al 18,6% y para los técnicos, del 12%. Y, por último, la variación retributiva para los directivos es de tan sólo un 0,9%, la menor de los cuatro casos.

Salario según cargo y antigüedad
Salario promedio según categoría profesional y antigüedad en la empresa del empleado

El nivel formativo es otro de los factores que más influyen en la fijación de retribuciones. A mayor formación, mayor es también la remuneración percibida por los profesionales. Este hecho se asocia con la necesidad de una mayor cualificación para el desempeño de determinadas funciones.

La brecha salarial en el caso de la formación puede alcanzar los 15.800 euros anuales, que es la diferencia que existe entre el sueldo de un trabajador con máster (30.943 euros) y el de uno sin estudios (15.107 euros).

La segunda mayor retribución es para los profesionales doctorados, que perciben unos 28.412 euros brutos al año. Pese a tener una formación superior al máster, su remuneración media es 2.500 euros inferior. Les siguen los licenciados, diplomados o graduados, que reciben una contraprestación que asciende a los 26.275 euros.

Por debajo se sitúan los salarios de las personas con Grado Superior de FP o equivalente (21.664 euros) y los de aquellos que poseen titulación de Bachillerato, COU o similar (18.912 euros).

Las retribuciones más bajas son para los de Grado Medio de FP o equivalente (18.787 euros) y los de Educación Secundaria Obligatoria o similar (15.107 euros) y las personas sin estudios (15.133 euros).

Las diferencias salariales son tales que un titulado universitario percibe un salario que es un 74% mayor que el de un trabajador sin estudios o con estudios básicos, y un 21% mayor que el de un titulado superior en Formación Profesional.

Salario según la formación del trabajador
Salario promedio según nivel formativo máximo del empleado

Las diferencias retributivas entre hombres y mujeres son una realidad en nuestro país. Según los datos recogidos, los profesionales varones perciben una remuneración que es, de media, 1,17 veces la de una mujer.

El salario de un varón es de 24.889 euros y el de una mujer es de 21.194 euros. Esto es, la brecha salarial entre hombres y mujeres en nuestro país supera los 3.600 euros al año.

Esta situación es extrapolable a todas las categorías laborales. En el caso de las posiciones directivas, la brecha salarial es de las más elevadas de todas, de casi 3.500 euros. Ellos perciben una remuneración de 46.351 euros y ellas, de 42.874 euros.

Para los mandos intermedios la diferencia retributiva es ligeramente mayor: 3.900 euros. Los hombres cobran de media 30.401 euros y las mujeres, 26.490 euros.

Para los técnicos esta diferencia salarial es de 1.500 euros. Desde los 23.499 euros que percibe una mujer en un puesto técnico hasta los 25.062 que percibe un hombre.

Para la categoría de empleados la brecha salarial es la más reducida, pues es de 1.100 euros. En este caso los hombres perciben, de media, 18.201 euros y las mujeres, 17.117 euros.