El empleo en el sector de la alimentación crecerá


| Adecco

El empleo en el sector de la alimentación representa ya un 2,1% del empleo total en España, frente al 0,6% del año anterior, lo que supone un incremento de 1,5 puntos porcentuales en tan solo doce meses. Si nos centramos en la industria, el peso del empleo en la alimentación es del 7,9%, 3,5 puntos más que un año atrás.

Teniendo en cuenta estas cifras tan positivas, las previsiones que se manejan van en línea con esta tendencia, pues se prevé que se siga generando empleo y que este crezca al ritmo del +1,5% interanual en los próximos cuatro años.

El sector alimentario solicita profesionales de 32 años de media, edad que ha descendido interanualmente en 0,4 años. En concreto, el mayor grueso de ofertas de empleo se concentra en los candidatos de entre 26 y 30 años, que conforman el 34,9% del total, y en los de edades comprendidas entre los 21 y los 25 años (30,4%). Al igual que en otros sectores, los mayores de 46 años son los más perjudicados, pues solo un 0,9% de las ofertas se dirige a ellos.

Los perfiles más demandados

Varios son los tipos de profesionales que la industria alimentaria incorpora habitualmente y cuya demanda se incrementará en los próximos años, especialmente en dos posiciones que serán estratégicas:

  • Técnico de mantenimiento

    El técnico de mantenimiento es la persona encargada de la carga y descarga, del manejo de carretillas, del mantenimiento correctivo y de la maquinaria.

    En la actualidad, el técnico de mantenimiento es uno de los perfiles más demandados. Se trata de un perfil muy deficitario, pues requiere de una mayor formación que otros perfiles del sector. De hecho, para este puesto se solicita una FP1 o Técnico Medio en Electricidad y Electrónica o una FP1 o Técnico Medio en Instalación y Mantenimiento.

    También la experiencia es importante para las empresas y estas solicitan a estos candidatos entre 2 y 5 años de media en puestos similares.

    La implicación, el compromiso, la responsabilidad, la orientación a resultados, la planificación y la organización son algunas de las habilidades más valoradas del técnico de mantenimiento.

    La retribución media para estos profesionales es de entre 24.000 y 28.000 euros brutos anuales.

  • Nutricionista en la industria alimentaria

    El nutricionista en la industria alimentaria es otro de los perfiles más solicitados. Se trata de un profesional dirigido a la industria de elaboración de alimentos, a laboratorios de control de calidad de los alimentos, a los departamentos de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) y a la formación en alimentación y nutrición para los empleados de una empresa.

    La demanda de estos perfiles, así como, en general, de los profesionales cualificados ha crecido de forma exponencial dentro del sector alimentario. En este caso, la retribución media bruta anual es de entre 21.000 y 42.000 euros dependiendo de la experiencia, funciones y valía del candidato.

    Para estos puestos se tiene en cuenta la formación complementaria, especialmente aquella que permita conocer las particularidades del sector. En esta línea, los postgrados y los cursos de especialización son muy útiles, pues ofrecen la posibilidad de ampliar los conocimientos en materia legislativa, de calidad o de seguridad alimentaria.



Otras noticias de empleo