Se reduce a la mitad el número de ofertas para mayores de 45 años


| Infoempleo.com

El próximo martes 1 de mayo se celebra el Día Nacional del Trabajo y desde Infoempleo, portal de empleo de referencia, y el Grupo Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, hemos querido tomar el pulso al mercado laboral desde una perspectiva diferente para analizar en qué medida la edad es una factor relevante a la hora de acceder a un puesto de trabajo en nuestro país y han recogido estos datos dentro del último Informe Infoempleo Adecco sobre Oferta y Demanda de empleo en España.

Para evaluar los conocimientos y capacidades de los candidatos en los procesos de selección, las empresas hacen uso de factores de tipo cualitativo, como la ponderación de las competencias y habilidades profesionales que poseen los profesionales que optan a sus vacantes. Sin embargo, la dificultad que supone acreditar y certificar aquellas cualidades menos tangibles hace que la valoración de otros aspectos más cuantificables, como la edad o la experiencia laboral del candidato, cobren un mayor protagonismo, y sean uno de los criterios más efectivos para las empresas a la hora de valorar los distintos perfiles profesionales.

Así, la mayoría de las empresas analizadas para este estudio considera que la idoneidad de un candidato para ocupar una posición vacante en su organización se puede baremar estableciendo unos rangos de edad y de experiencia profesional. Durante el último año, el criterio de edad ha disminuido en 4,4 puntos porcentuales, recogiéndose de forma explícita en un 26% de las ofertas, frente al 30,8% registrado en el ejercicio anterior.

De entre todos los datos que refleja el informe, cabe destacar que los mayores de 45 años siguen siendo los mayores perjudicados en el reparto de las ofertas de empleo. De hecho, a nivel nacional solo un 2,3% de las ofertas se dirige a este colectivo.

Jorge Guelbenzu, director general de Infoempleo, cree que “nuestro mercado laboral no puede dejar al margen a las personas mayores de 45 años. Su experiencia y conocimientos son fundamentales y deben ponerse en valor. Además, la tendencia demográfica muestra que serán los profesionales predominantes en los próximos años. Las políticas de recursos humanos tienen que orientarse a integrar talento de diversas edades y a potenciar los puntos fuertes de cada uno de ellos. Las habilidades, los conocimientos y la experiencia de ellos, combinadas de la forma adecuada, pueden crear un equipo con gran éxito”.

Encarna Maroño, directora de recursos humanos del Grupo Adecco, por su parte, añade que “la edad, el género, la nacionalidad o cualquier otra etiqueta no garantizan la adecuación del candidato al puesto de trabajo. Mirar más allá del currículum y fijarnos en la persona es más complejo, pero garantiza mejores resultados. Por eso, desde el Grupo Adecco hemos puesto en marcha la iniciativa Talento Sin Etiquetas, por la cual damos la vuelta al CV para poner en valor las competencias, la formación y la experiencia en detrimento de los rasgos personales. Nuestro reto como sociedad está en identificar las capacidades de las personas y lo que éstas pueden aportar a las organizaciones y olvidarnos de aquellas otras que no tienen, pero que tampoco aportan nada, ni al puesto ni a la compañía”. Y continúa, “para nosotros es muy llamativo cómo los mayores de 46 años siguen teniendo más dificultades en el mercado laboral. Los profesionales con madurez personal y profesional, con experiencia en otras compañías y modos de trabajar aportan, entre otras cosas, la diversidad, el conocimiento y la estabilidad que las empresas necesitamos”.

Los mayores de 45 años, los grandes perjudicados

A menudo, el sexo, la procedencia, el aspecto físico o la edad son algunos factores que se tienen en cuenta a la hora de seleccionar a un candidato, pero que son absolutamente discriminatorios para ellos y contraproducentes para las empresas, puesto que no prima el talento, sino que entran en juego prejuicios que repercuten de forma negativa en los procesos de selección.

No obstante, aspectos como la edad siguen protagonizando algunas ofertas de empleo en nuestro país. De hecho, el 26% de las ofertas publicadas ha hecho referencia a la edad como un requisito de acceso a un puesto de trabajo. La parte positiva es que esta cifra se va reduciendo en los últimos tiempos. La proporción de ofertas en las que se especifica la edad deseada para cubrir una vacante se ha reducido en 4,4 puntos porcentuales en el último año.

La edad media requerida es ahora de 33 años, la misma que un año atrás. Por segmentos de edad, se acentúa la tendencia que se viene registrando en los últimos años. La franja de edad más demandada sigue siendo la que va de los 26 años a los 35 años, con el 31,8% de las ofertas, aunque le sigue muy de cerca la que va de los 31 a los 35 años, con un 30,1%. Por tanto, 6 de cada 10 ofertas de empleo que hacen referencia a la edad se dirigen a personas de entre 26 y 35 años.

Sin embargo, el segmento de 36 a 45 años sigue perdiendo peso y se queda con solo una de cada cuatro ofertas de empleo: el 17,9% va destinada a personas de entre 36 y 40 años y el 8,1%, a profesionales de 41 a 45 años.

Uno de los colectivos que más sufre las consecuencias de la edad en las ofertas de empleo es el de los menores de 26 años. Este grupo puede optar al 9,9% del total de ofertas y, aunque de forma estadística no son buenos datos, supone una mejora de dos puntos con respecto al año anterior.

Los profesionales con una mayor trayectoria en el mercado laboral, es decir, los mayores de 46 años, vuelven a ser los más perjudicados en la distribución de la oferta de empleo por edades. En el último año, las vacantes para las que se han solicitado candidatos que estén dentro de sus últimos veinte años de vida laboral ha seguido cayendo, quedándose en tan solo el 2,25%, casi la mitad de lo conseguido en el anterior ejercicio (4,04%).

Comunidad Valenciana, la que mayor importancia otorga a la edad y Castilla-La Mancha, la que menos

No todas las comunidades autónomas dan la misma importancia a la edad a la hora de seleccionar a un candidato para una vacante. Así, la Comunidad Valenciana es la región en la que más ofertas de empleo recogen el requisito de la edad, con un total del 36% (10 puntos porcentuales por encima de la media nacional). Le sigue de cerca Cataluña, con el 35% de ofertas en las que se especifica la edad deseada para el candidato. En tercer lugar, se encuentra La Rioja, con el 32,4%.

También por encima de la media se sitúan las regiones de Galicia (31,4%), Canarias (31,2%), Extremadura (30,5%), Cantabria (29,1%) y la Región de Murcia (26,4%).

Ya por debajo del 26%, que es la media del conjunto nacional, se encuentran las autonomías de la Comunidad de Madrid, con una 1 de cada 4 ofertas que mencionan la edad (el 25%) y Navarra, con un 24,5%.

Por el contrario, las zonas geográficas en las que menor importancia alcanza la edad son Castilla-La Mancha, donde solo un 16,4% hace referencia a este requisito, Andalucía, Asturias y Baleares, cada una con un 19,3%.

Con una cifra bastante inferior al promedio también se encuentran País Vasco, con un 20,2% de ofertas que requieren una edad determinada, Aragón, con un 21,6%, y Castilla y León, con un 23,9%.

En todas las regiones españolas son mayoritarias las ofertas de empleo dirigidas a personas de entre 26 a 35 años. Sin embargo, para los colectivos más desfavorecidos existen notables diferencias entre unas zonas y otras.

Así, los menores de 26 años encuentran mayores oportunidades de empleo en Cataluña, donde un 14,3% de las ofertas van destinadas a este colectivo, frente al 9,9% de la media nacional. También la Comunidad de Madrid despunta en este sentido, con un 13,2%. Sin embargo, en Baleares y en Navarra esta proporción se reduce hasta el 5,1% y el 5,8%, respectivamente, siendo las autonomías que menos puestos de trabajo destinan a los más jóvenes. Esta última región, de hecho, es la que presenta una mayor edad media requerida en las ofertas de empleo, 33,9 años frente a los 32,9 a nivel nacional.

En el caso de los mayores de 46 años cabe destacar los casos de Canarias, Andalucía y País Vasco, autonomías en las que solo un 0,8% de las ofertas de empleo aproximadamente se dirige a ellos, las menores cifras de todo el país. Son precisamente estas tres comunidades autónomas las que presentan una edad media solicitada más reducida: 32,3 años en el caso de Canarias, 32,4 en el caso de Andalucía, y 32 años en País Vasco.

Cantabria y la Comunidad Valenciana, por el contrario, tienen las mayores tasas de empleo para los mayores de 46. Pese a ello, en ningún caso superan el 3,5% del total de ofertas.

A mayor categoría y mayor experiencia, mayor es la edad solicitada

La edad media requerida en las ofertas de empleo es mayor cuanto mayor es la categoría profesional ofertada y la experiencia solicitada para el puesto. Así, la edad media que se solicita en las ofertas de empleo para puestos directivos es de 36,3 años, mientras que para los puestos de empleado es de 31,7 años, casi cinco años menos. Para los mandos intermedios esta cifra es de 33,8 años y para los técnicos, de 33,7 años, es decir, prácticamente la misma.

Sin embargo, llama la atención que sea en los puestos técnicos en los que un menor número de ofertas de empleo haga referencia a la edad: un 11,2%. Para los puestos de empleado, en cambio, esta cifra asciende hasta el 43,6%. También es muy elevada en el caso de los cargos directivos, en cuyo caso es del 32,6%. En este caso, los mandos intermedios se quedan en el 22,7%.

Centrándonos en la experiencia que se demanda en las ofertas de empleo, hay una relación directa entre esta variable y la edad solicitada por las empresas. Los puestos de trabajo que no requieren experiencia previa buscan a un candidato que, de media, tenga unos 28 años, al igual que en el caso de las ofertas que buscan personas con experiencia inferior a un año. En el caso contrario, cuando se ofrecen vacantes en las que es necesaria una experiencia superior a los 10 años, la edad media solicitada asciende a los 39 años.

Además, hay un mayor número de ofertas de empleo que exigen una edad determinada en el caso de las ofertas para puestos que requieren experiencia superior a los 5 años. En este caso, más del 34% hace referencia a la edad. Sin embargo, cuando se trata de cubrir vacantes en las que es suficiente menos de un año de experiencia o que incluso no requieren haber trabajado en un puesto similar, esta cifra se reduce hasta el 29,7% y el 25,6%, respectivamente.

Más de la mitad de las ofertas del sector servicios y del comercio hacen referencia a la edad

Por sectores de actividad, es el sector servicios el que mayor importancia otorga a la edad de los candidatos, pues así lo especifica en el 66,3% de sus ofertas. El comercio minorista le sigue, con un 56,3% de las ofertas que hace referencia a la edad.

Muy lejos de estos dos sectores se encuentran el de metalurgia, mineralurgia y siderurgia (36,7%), el de inmobiliarias (31%) y el de banca e inversión (30,3%).

Sin embargo, la sanidad es la que requiere una mayor edad media en sus candidatos, con un promedio de 34 años y medio. Exceptuando este sector, no hay grandes diferencias entre unos y otros. La mayor parte de ellos solicitan una edad media de entre 32 y 33 años.

Comercial y ventas y atención al cliente, las áreas en las que la edad es más importante

Por áreas funcionales, se ven diferencias entre unas y otras en relación a la importancia que otorgan a la edad de los candidatos. Las dos que se llevan la palma son la de comercial y ventas, en cuyo caso el 56,4% de las ofertas tiene en cuenta la edad, y la de atención al cliente, con un 40,7%. Por detrás de ellas y con cifras también muy elevadas, el área de recursos humanos, con un 37,9%, el de administración de empresas, con un 37%, y el de ingeniería y producción, con un 31,3%.

Más cercanas a la media aparecen la de diseño y maquetación (27,5%), la de tecnología, informática y telecomunicaciones (26,7%) y la de administración y secretariado (25,9%).

Por el contrario, el área legal es la que menos tiene en cuenta la edad de los candidatos. En su caso, solo un 7,2% de las ofertas de empleo hace referencia a este requisito. Le siguen la de marketing, comunicación y contenidos, con un 7,3%, la de calidad, I+D, PRL y medio ambiente, con un 8%, y la de compras, logística y transporte, con un 16,2%.